"Cuidar debe de ser como prestarte al 100 % a la persona que tienes delante y dedicarte enteramente a ella"

Aún me acuerdo de lo que solía decirme mi madre cuando yo era más pequeña: "cuando seas madre lo entenderás". Y es que tiene razón. Antes lo pensaba y decía... ¿qué entenderé cuando sea madre ¿La entenderé a ella ¿Entenderé qué es tener hijos ¿O qué ¿Qué entenderé Pero ahora lo pienso y digo: entenderé qué significa cuidar a una persona. Cuidar a una persona que, en principio, te pertenece. Una persona que puede ser como uno más o una persona que puede ser diferente, nacer con algún tipo de patología, ya sea física o psicológica, que le hace crear la distinción. Y eso es lo que me ocurrió a mí. No me considero una persona discapacitada, pero nací siendo distinta. Y mi madre tuvo que pasar por una época en la que, en el fondo, le gustaría haber tenido una hija como el resto, para que cuidar fuese más fácil. Sin embargo, no ocurrió eso, y en su lugar nací yo, una persona distinta. Y os diré que para nada es lo mismo cuidar a una persona distinta que a una persona dentro del rango de la normalidad.

Mi madre puede ratificarlo, ya que a veces me comparaba con mi hermano y me decía: "no es que sea más fácil cuidar a tu hermano, es que sabes que con él, por muchos errores que cometas, todo va a salir bien. Sin embargo, contigo es distinto. No eres como el resto y no sabes qué va a ocurrir si te cuido a mi manera. Por eso tienes que estar un poco más alerta y cuando intuyes que algo no está yendo bien te asustas y no sabes qué hacer. Pero yo esto no lo veo de un modo pesimista. Es más, lo prefiero así. Contigo me pongo una meta, un reto que conseguir: sacar lo mejor de ti cuidándote a mi manera. Y cuando lo consigues, te sientes la mejor madre del mundo, la mejor cuidadora que pueda existir. Que existas me hace ver que no todo es como esperamos y que, hay que saber disfrutar de ello. Yo estoy feliz así. Aprender a cuidarte me hace superarme a mí misma y eso, si tú fueses también como tu hermano, no podría conseguirlo. Así que sí, tenerte me ha hecho ser una persona más fuerte y me ha hecho creer en mí. Reconocer que no solo existes tú, que hay más gente en el mundo que necesita tu ayuda y que cuidar, sea a quien sea, es importante. Cuidar a una persona que te pertenece, y más, si se trata de una persona discapacitada, que podría necesitar esos cuidados durante toda su vida. Saber que soy la cuidadora de una persona tan especial como tú me hace sentir poderosa, que yo tengo el control de las cosas, pero no el control que a mí me gustaría tener. Un control del cual tengo que aprender, precisamente porque, contigo las cosas son distintas. No puedo pensar como lo hace la normalidad, tengo que intentar ponerme en tu lugar y cuidarte pensando en lo que tú necesitas. Y sí, necesitas más cosas que el resto y en parte no sabrás desenvolverte en la vida como lo hará la mayoría, pero a mí me haces sentir especial (solo por el hecho de cuidarte) y eso, cualquier madre convencional, no lo podría sentir. Así que gracias por existir, porque todo lo que me das no tiene precio; te quiero y no te cambiaría por nada del mundo." Y jo... Sus palabras me emocionaban, pero es que tenía razón. Cuidar debe de ser algo como prestarte al 100 % a la persona que tienes delante y dedicarte enteramente a ella. Y más si se trata de una persona con discapacidad, que necesita esa ayuda. Que ya no es por capricho... ¡¡es que lo necesita!! Y ahora puedo empezar a entender a lo que quería llegar mi madre diciendo "cuando seas madre lo entenderás", porque si llego a serlo y tengo un hijo con una discapacidad entenderé cuán de importante es cuidarlo. Ver a una persona que crece a tu lado, que aprende a desenvolverse en su vida gracias a ti y que cada día crece un poco más solo por tu simple presencia... Debe de ser maravilloso. Es lo que decía mi madre: "cuidar a una persona con discapacidad te hace sentir alguien especial que no serías de cualquier otra forma." Así que me gustaría brindar en este momento por todas aquellas personas que dedican parte de su vida a cuidar a personas diferentes como yo. Porque cuidar es importante, se necesita, se debe hacer y se agradece. Porque os diré que el triunfo lo conseguimos nosotros, pero gracias a unas personas imprescindibles en nuestras vidas. Gracias a vosotros, nuestros cuidadores.

ELSA CORTÉS, miembro del Equipo de Redacción de Cadis del proyecto Igual Dá

 

Agenda