El Concurso de Fotografía Cadis Huesca muestra sus mejores obras hasta el 7 de enero

HUESCA.- Decenas de maneras de vivir la discapacidad y la dependencia centran este año la exposición del XIX Concurso Fotográfico Cadis Huesca, que se inauguró ayer en la sala 4 del Centro Cultural Manuel Benito Moliner.

El objetivo de la muestra, que podrá visitarse hasta el próximo 7 de enero, es sensibilizar la causa desde una perspectiva positiva y realista, una idea que desarrollaron los artistas y aficionados participantes, que entregaron un total de 100 instantáneas que han quedado reducidas a la mitad para la exposición.

El jurado que concedió los premios estuvo formado por Angelita Cavero, técnica del Área de Cultura de la Comarca de la Hoya de Huesca, Raquel Bolea, responsable de la Fundación CAI en Huesca, Eloy Jesús Torre, director provincial del IASS, José Luis Ara, crítico de arte, Pilar Abadía, miembro de la junta directiva de Cadis, y Luis Lles, técnico cultural del Ayuntamiento oscense.

"Los apartados que tuvimos en cuenta fueron la calidad técnica de las obras, es decir, que estuvieran bien realizadas; que se ajustaran al tema y comunicaran algo y que estéticamente fueran bonitas", explicó éste último durante la inauguración.

De una selección inicial de diez imágenes, los expertos eligieron las cinco triunfadoras de esta edición, entre las que destacó Enfarinats, de Xavier Ferrer Chust (Villareal), ganador del primer premio (700 euros).

Esta fotografía "demuestra que las personas con discapacidad pueden participar y se pueden divertir en las fiestas tradicionales", indicó Luis Lles sobre una instantánea con tres hombres cubiertos de harina.

Los 500 euros del segundo premio han ido a parar al sevillano Antonio Jesús Pérez Gil y la obra Viviendo en un cuadro de Leonardo Da Vinci, una imagen "impactante" en la que una invidente tapa los ojos a La Gioconda.

La fotografía Par 21, de Ignacio Izquierdo Patiño (Guadalajara), fue agraciada con el tercer premio (300 euros). En ella vemos a una niña con síndrome de Down jugando al waterpolo y fue "su mirada" la que conquistó al jurado, indicó Lles.

Ninguno de los premiados estuvo presente en la inauguración de ayer, a la que si acudió la ganadora de uno de los accésits del certamen, la oscense Sandra Gimeno Morchón, reconocida por ¡Anda, mira, oye! "Es la primera vez que participo y estoy muy contenta, aunque lo importante no es el premio, sino que la gente pueda ver algo en las fotos y que transmitan un mensaje de igualdad", sostuvo la autora.

La foto se tomó en Wroclaw (Polonia) y fue escogida por el jurado porque, como apuntó Lles, era "muy divertida".

"En este lugar hay varias figuras de enanitos y tres de ellos tienen una discapacidad. Están en la calle, producen alegría y llevan el humor a la discapacidad", dijo Gimeno.

El taller de fotografía de Asapme recibió el otro accésit, que recogió la profesora Marta Jiménez Salcedo con uno de los usuarios de la entidad.

"Todo el mundo estaba muy emocionado cuando nos dijeron que habíamos ganado este premio, porque desde Asapme se habían presentado muchos años y nunca habían ganado nada", indicó la artista antes de señalar que reconocimientos como este "sirven de estímulo y de afianzamiento" para seguir trabajando.

Con la obra, titulada Buscando el punto de luz, el grupo hizo "una reflexión sobre la medicación", con la intención de mostrar "que en cierta manera es algo necesario y protector, pero por otro lado también limita las facultades", comentó Jiménez Salcedo.
Fuente: Diario del Altoaragón

Agenda