La Fundación Agustín Serrate invita a los escolares a conocer el proceso de reutilización de restos orgánicos por medio de una compostera

La mayor parte de los desechos que manejamos cada día son reciclables y se pueden reutilizar de manera sencilla. Se trata de una práctica de consumo responsable, que nos permite no abusar de las materias primas y cuidar del medio ambiente. Representa también un ejercicio de responsabilidad social al que la Fundación Agustín Serrate también contribuye con su huerta ecológica y otras iniciativas, y que quiere extender a los niños y niñas de esta provincia con una serie de acciones pedagógicas.

En la Serrería, uno de los ocho talleres que conforman la red laboral del Centro Especial de Empleo Arcadia S. L., se ha comenzado a fabricar una compostera con la que se van a llevar a cabo una serie de sesiones con los centros educativos que lo soliciten. "Se trata de inculcar a los niños que no sólo hay que reciclar el plástico y el cartón o el vidrio, sino que hay restos orgánicos en las casas y en los propios colegios que se pueden reutilizar e inyectar ese producto de nuevo en la naturaleza -explica José Allué, de la Fundación Agustín Serrate-. Hay ayuntamientos que tienen sus propias huertas y nos gustaría que pudieran dejar los residuos que generan en estas composteras o que hubiera en los colegios para que los niños se acostumbraran a echar en ellas ese trozo de bocadillo o esos restos que tiran a la papelera".

Con el compost, agrega José Allué, "se va a crear un material orgánico totalmente natural, muy rico para las macetas, para un pequeño jardín o una huerta, y que va a sustituir al abono químico La Fundación Agustín Serrate ha empezado ya a hablar con algunos colegios para invitar a los niños a que acudan a la huerta de Arcadia y conozcan todo el proceso de creación del compost, y también quieren ponerse en contacto con ayuntamientos y comarcas.

"Cada día estamos todos más concienciados con el reciclaje y pensamos que la educación es esencial en esto, porque a las personas, cuanto más pequeñas se les inculcan los hábitos, mejor -observa José Allué-. Los niños siempre están más abiertos a todo y las actividades participativas y que se plantean casi como un juego son muy eficaces. Al fin y al cabo, van a ser ellos los que tendrán que cuidar todo esto para las generaciones que vengan detrás".

RECICLADO DE PLÁSTICO

Arcadia fabrica las composteras en el taller de la Serrería a partir de un tipo de plástico, "porque tiene mayor vida que la madera", pero se diferencia del que se trabaja habitualmente "en que este no es un derivado del petróleo ni es un producto contaminante, sino que se recoge de los vertederos porque lleva tres o cuatro composiciones y nadie lo suele reciclar".

José Allué agrega que es una empresa la que les suministra esas planchas de plástico y los usuarios de Arcadia crean un producto ideal para exteriores, "porque no permite ningún tipo de pintada, tiene una vida casi eterna y podría reciclarse tantas veces como hiciera falta".

El trabajo que se desarrolla en la serrería con estos perfiles es muy similar al que se realiza con la madera. "Se pueden hacer las piezas urbanas que se desee, por ejemplo bancos, y ahora se ha estado trabajando en una jardinera de 1,5 por 1,5 metros, y 1,20 de alto. Además, se están elaborando cerramientos para contenedores.

Al cliente le vamos a dar un producto que no tiene mantenimiento, no debe preocuparse por que esté a la intemperie y se puede limpiar simplemente con agua", detalla.

En la huerta ecológica Arcadia hay dispuestas ya dos compostadoras, a la que aportan, sobre todo, restos de calabaza que van alternando con materiales secos, como hojas, paja de las gallinas y palos, según explica el responsable de la huerta, Toni Iranzo. Conforme se va creando el compost, se va sacando sin esperar a que el recipiente esté lleno.

"Las composteras no son caras, porque además hablamos de una inversión para toda la vida y además no hace falta que sean demasiado grandes", comenta José Allué.

Toda esta línea de negocio, además, le está procurando trabajo a Arcadia, con todos los beneficios que una actividad laboral reporta a cualquier persona y, en este caso, a las que padecen una enfermedad mental grave.
Fuente: Diario del Altoaragón 10/12/2017

Agenda

Próximos eventos