LAVANGUARDIA G 4801673 kZmH 992x558LaVanguardia WebEl Ayuntamiento ofrecerá soluciones con inversiones municipales
Barcelona contrata a personas con diversidad funcional para detectar sus problemas de accesibilidadImagen de archivo de una mujer acompañada en silla de ruedas (Ana Jiménez)

El Ayuntamiento de Barcelona ha contratado a 38 personas con diversidad funcional para realizar un diagnóstico sobre la accesibilidad en la ciudad a través de un plan de ocupación del Instituto de Personas con Discapacidad (IMPD) que se prolongará hasta junio.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha explicado este miércoles que esta medida se enmarca en el Plan de Accesibilidad Universal de Barcelona 2018-2026: "Contamos con personas con todo tipo de diversidad funcional para hacer el mejor diagnóstico posible".

"Una persona que sufre diversidad funcional tiene más capacidad para dar soluciones y tener una visión más crítica en accesibilidad", y ha destacado que el proyecto quiere radiografiar todos los servicios que se prestan a la ciudadanía, ya sean públicos o privados.

Análisis en teatros, museos o estaciones de transporte público

El plan también prevé ofrecer soluciones adecuadas para cada caso y reservar una parte de las inversiones municipales para hacerlas posibles, y ha destacado que el objetivo es que Barcelona sea totalmente accesible para las casi 130.000 personas que tiene reconocida alguna diversidad funcional (el 8% de la población).

A raíz del plan, ya se han analizado 47 teatros, 61 museos, 404 centros públicos adscritos al Consorcio de Educación de Barcelona, 2.542 paradas y estaciones de distintos operadores de transporte, 257 autobuses, 52.300 comercios, 317 hoteles, 22 centros deportivos municipales y el espacio público en tres barrios.

Ortiz ha explicado que la segunda fase del plan diagnosticará 40 centros de servicios sociales y 122 servicios sociales especializados como residencias y servicios a la infancia, 50 centros de atención primaria, las universidades, 40 mercados municipales, 51 centros cívicos, 85 zonas deportivas, 26 centros deportivos, 46 bibliotecas y 156 cines, entre otros.

"Apostamos porque este proceso culmine en una ordenanza de accesibilidad para saber qué porcentaje de inversiones deben ir destinadas a la accesibilidad", ha explicado la concejal, que ha apuntado que el equipo de personas contratadas consta de seis coordinadores y 32 para la recogida de información y trabajo de campo, que se dividen en parejas.

Los equipamientos antiguos con más problemas

Preguntados por los errores de accesibilidad más comunes detectados, los trabajadores han indicado que en la construcción nueva se tienen en cuenta las necesidades de accesibilidad, y que en los equipamientos antiguos es donde hay más problemas, como elementos que "cortan la cadena de accesibilidad".

Asimismo, han expresado que su reto es encontrar "puntos negros" y barreras arquitectónicas que pueden pasar desapercibidas para aquellas personas que no tiene ningún tipo de problema de diversidad funcional, y han destacado que ya se ha trabajado para eliminar barreras en el Metro, aunque han señalado que aún queda trabajo por hacer.

Las personas han sido contratadas a través de un plan de ocupación que se prolongará hasta junio
Fuente: La vanguardia

Agenda

Próximos eventos