El Teatro Olimpia acoge hoy, a las 20:30 horas, un concierto benéfico. Usuarios de la asociación presentarán este doble espectáculo

HUESCA.- Olga y los Ministriles y la Orquesta del Pulso y Púa Atenea ponen voz y música al autismo y lo hacen con un concierto benéfico que abre hoy, a las 20:30 horas, la programación de primavera del Teatro Olimpia de Huesca.

Enmarcado en los actos organizados en la capital oscense con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, la Asociación Autismo Huesca ha protagonizado este recital para dar visibilidad y sensibilizar a los oscenses sobre el Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), destinando los beneficios del mismo a los programas de intervención con personas con TEA que desarrolla en la provincia altoaragonesa Presentado por usuarios de la entidad, que mostrarán la diversidad de capacidades que tienen, subirán al escenario de manera altruista Olga y los Ministriles y la Orquesta de Pulso y Púa Atenea.

Los primeros en ocuparlo serán Olga y los Ministriles. Fundado en 2009 por Olga Orús y Salvador Cored y considerado como uno de los mejores grupos de folk del panorama nacional, colaboran siempre que pueden con las asociaciones que se lo solicitan. "Nos gusta participar con quien nos lo pide. El mes pasado estuvimos en Chimillas con la Asociación Izas, la princesa guisante; en diciembre con Cruz Roja o anteriormente con Alzhéimer Huesca y Manos Unidas..., y ahora estamos encantados de hacerlo con Autismo Huesca", indica Olga Orús.

Embarcados en un nuevo proyecto del que todavía no quiere avanzar nada, la vocalista de la formación explica que el espectáculo que ofrecerán esta noche girará en torno "a una selección de canciones de los cuatro discos que tenemos editados, escogiendo lo mejor y más animado". Con ellos actuará la pareja de bailarines formada por Jairo Périz y Virgina Costea, "de modo que haremos un tema con coreografía y otro sin nada".

No es la primera ocasión en la que Olga y los Ministriles se suben a las tablas del Olimpia, y están contentos de volver a hacerlo porque es "un teatro con muy buena acústica, en el que la gente está cómoda escuchando, no hay distracciones y eso les permite apreciar mejor los detalles musicales de todos los instrumentos que se tocan en cada momento".

En este caso, los que sonarán serán tradicionales, y lo harán, junto a la voz de Olga Orús y durante cuarenta y cinco minutos, en los que el grupo recorrerá musicalmente toda la geografía aragonesa, con una propuesta que no dejará indiferente a nadie.

Tras ellos cogerá el relevo la Orquesta de Pulso y Púa Atenea que ofrecerá un concierto de cine, ya que cuando actuaron el pasado mes de enero en la Diputación Provincial a beneficio de Autismo Huesca, prometieron en el escenario, y ante un lleno absoluto, que repetirían Atenea... de cine. Pero como apunta su director, Miguel Jiménez, esas bandas sonoras originales sonarán "con algún ligero cambio en alguna de las obras".

El tercer hombre, El bueno, el feo y el malo o la danza de Zorba el Griego, entre otras, cobrarán vida propia con bandurrias, laúdes, guitarras, mandolina, percusión y piano, las voces instrumentales, junto al bajo y el contrabajo, que hace "hablar" los veinte componentes de Atenea, cuya media de edad es de 34 años, con el más joven de 17 y el mayor de 68.

"Nosotros tratamos de romper barreras y de afrontar otros estilos (música de cine o latina) para llegar a otro tipo de público", explica Miguel Jiménez. Para ello, y "dejando de lado la música de ópera, zarzuela o sainete lírico", y demostrando la versatilidad de unos instrumentos de cuerda asociados tradicionalmente al folclore, Atenea propone un concierto "atractivo" en el que unirá el cuarto arte (la música) con el séptimo (el cine), y lo hará tocando y proyectándose a la vez la filmografía de las películas, "tratando de evocar esa parte sonora y visual que conllevan estas obras".

Miguel Jiménez era bandurria primera en la Orquesta de Pulso y Púa Atenea, fundada a principios de los 90 por el maestro Ramiro da Silva, que fue su director "hasta su cese voluntario". En esa etapa interpretaban "música más clásica y arraigada a la cultura popular española", y al asumir él la dirección de la misma, decidió dar un giro que ha contribuido a que Atenea tenga "un hueco en la ciudad" y a que "el público nos demande cada vez más".

Hoy actúan en Huesca, el 29 de abril en Frula y a finales de mayo lo harán en la Colegiata de Bolea, y entre ensayo y ensayo y concierto y concierto, ya barajan sorpresas con las que celebrar en 2019 el XXV aniversario de la Orquesta de Pulso y Púa Atenea.
Fuente: Diario del Altoaragón. 07/04/2018

Agenda

Próximos eventos