Un total de 900 aragoneses se ven obligados a ello.


HUESCA.- La necesidad de atender a familiares dependientes hizo que 900 aragoneses dejaran su empleo el año pasado
para cuidar a sus familiares dependientes durante el último año. En 2017 se contabilizaron 1.900 inactivos por este motivo, frente a los mil del año anterior, según un informe realizado por de la Fundación Adecco, con la colaboración de Previsora Bilbaína, con motivo del Día de la Familia el próximo 15 de mayo.
En general, son personas que se han retirado del mercado por no poder costear los servicios adecuados para el cuidado de familiares dependientes como adultos enfermos y personas con discapacidad.


Según Myriam Ganado, consultora de la Fundación Adecco experta en familias “compatibilizar la vida personal y laboral es un reto para todos los profesionales, que se convierte en todo un desafío cuando hay una persona dependiente en la
unidad familiar”. Por este motivo, añade, “no pocos trabajadores deciden retirarse” del mercado para ocuparse de su familiar.

Fuente: Diario del Altoaragón 12/05/2018

Agenda