Se destinan 50.000 euros para instalar sensores y una "app"

HUESCA.- El Ayuntamiento ha adjudicado por 49.585 euros el contrato para el suministro e instalación de una red de sensores que permitirá gestionar y controlar las plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida. La empresa Electroacústica Barreu tiene 4 meses para poner en marcha el sistema.

La ciudad, informó el Consistorio, tiene 185 de estas plazas, en las que se instalarán sensores electromagnéticos para registrar las incidencias y facilitar el aparcamiento de las personas con movilidad reducida. La iniciativa de las áreas de Tecnología y Seguridad Ciudadana y Movilidad tiene colaboración de Cadis.

Es una herramienta interactiva dentro de un plan piloto impulsado por Huesca Excelente y con la que se pone en marcha la gestión inteligente de estas plazas. Con una aplicación se sabrá dónde están y cuáles están libres. También se evitará el mal uso de estas plazas.
Fuente: Diario del Altoaragón. 31/08/2018

Agenda