El remodelado espacio acerca el medio natural a las personas con discapacidad

Ubicado a la misma entrada de la localidad de Aratorés, el nuevo mirador accesible impulsado por la Diputación Provincial de Huesca ofrece al visitante el mobiliario, el equipamiento y la señalización necesaria para su uso por parte de toda clase de público

El espacio se enmarca dentro del proyecto "Senderos para todos", con el que la DPH presenta infraestructuras adaptadas en especial a los colectivos de discapacitados, a los que acerca la naturaleza del Pirineo.

ARATORÉS.- En su caso concreto, Aratorés es una pequeña pedanía que apenas cuenta con 40 habitantes fijos y que se sitúa a 1.021 metros de altitud. Para acceder al pueblo, hay que tomar la N-330 en dirección a Jaca y a Castiello de Jaca (municipio al que pertenece), y a unos 2,5 kilómetros, coger un desvío que lleva hasta la localidad de Borau, en el sentido opuesto al Camino de Santiago.

Situado en un pequeño llano, al pie de la sierra de los Ángeles, el pueblo de Aratorés y su mirador se convierten en una atalaya perfecta para contemplar la poderosa naturaleza del valle del Aragón, incluyendo unas magníficas vistas del pico Collarada (2.883 metros) y al fondo, Villanúa.

La reciente actuación de la Diputación Provincial de Huesca permitió la adecuación de un espacio donde ya se levantaba un mirador equipado con varios bancos y paneles de carácter informativo e interpretativo de la temática geológica presente en la zona de acceso al valle de Borau.

Entre las actuaciones realizadas, se reorganizó el espacio y se señalizaron debidamente los lugares que están destinados al aparcamiento, tanto el convencional, como el adaptado. De ese modo, ahora están perfectamente señalizadas, indicadas y preparadas tres plazas de parking para los automóviles convencionales y una adaptada, con una zona determinada de transferencia y que ofrece el espacio para que las personas con algún tipo de discapacidad o movilidad reducida puedan desenvolverse con soltura y acceder con facilidad al resto del equipamiento que presenta el singular lugar.

Quienes conozcan el mirador accesible de Aratorés tendrán la ocasión de hacer uso de dos bancos de carácter adaptado, que se suman a los que ya existían en esta zona y que se decidieron reubicar en otros puntos del mirador, aprovechando aquellos lugares donde suele haber sombra.

Los visitantes del nuevo mirador disfrutarán igualmente de una mesa panorámica que se encuentra adaptada al sistema braille (lectura para ciegos) y que permitirá conocer el entorno de este paraje del valle del Aragón. Las mejoras se completan con la señalización de carácter vertical y horizontal que indica tanto el acceso al mirador, como los distintos usos de cada espacio diferenciado.

Tanto su singular equipamiento, como sus extraordinarias vistas, convierten al mirador de Aratorés en un espléndido rincón donde disfrutar del paisaje pirenaico, reflexionar sobre temas personales y alejarse del mundanal ruido, entre las caricias de la brisa y las primeras luces del otoño.

Fuente: Diario del Altoaragón, 28/09/2014

Agenda

Próximos eventos