patines eléctricos

Los ciclistas deberán ir por la calzada y no habrá más aceras-bici

El Ayuntamiento está trabajando en una ordenanza que regulará el uso de los nuevos medios de transporte urbano (patines eléctricos y "segways", por ejemplo) con el objetivo "fundamental" de lograr "una convivencia pacífica de todos estos elementos con el peatón, que tiene la prioridad", declaró la concejala de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Teresa Sas.

Estas normas para los nuevos medios de transporte, que se incluirán en la ordenanza de ciclos, perseguirán que las condiciones de uso "estén claras", así como "lo aconsejable y lo que no es aconsejable".

Con esta futura regulación de patines eléctricos, "segways" y otras nuevas formas de transporte en la ciudad, el Ayuntamiento busca anticiparse a su previsible auge, ya que aunque "de momento no hay muchos, todo parece indicar que habrá un aumento considerable" en los próximos años.

La futura ordenanza, que el equipo de gobierno espera tener "antes de que acabe el mandato", también abordará el uso de las bicis y el espacio que deben ocupar, y apostará por no construir ni un carril-bici más en las aceras y por ir eliminando progresivamente los que ya existen, "salvo casos extremos en los que esté dibujado el carril" y por sus características no afecte a la normal convivencia con peatones.

En esta línea, y dentro de las recomendaciones tanto de la DGT (Dirección General de Tráfico) como de la Red de Ciudades por la Bicicleta, el Consistorio ligará el punto anterior a la pacificación del tráfico con la implantación de más zonas limitadas a 20 y 30 kilómetros por hora, adelantó Sas.

Dentro de esta orientación hacia una "movilidad sostenible" y la "pacificación del tráfico", el espacio de la bici estará "si es posible en la calzada" junto a los vehículos a motor, aunque "si hay espacio suficiente, como en el paseo Ramón y Cajal, podrá haber carriles-bici".

Eso sí, insistió la munícipe de Seguridad Ciudadana y Movilidad, la ordenanza tendrá como líneas básicas que las bicis no circulen por las aceras y que ya no se construyan más aceras-bici. Sin embargo, los técnicos municipales que están redactando un primer boceto de esta ordenanza -que Sas prevé llevar a la próxima comisión- están estudiando, entre otras normas, la de Madrid, que permite que niños de corta edad circulen en bici por la acera, ya que "ir por la calzada es muy complicado" para los pequeños, expuso la concejala. También recoge la normativa madrileña que menores de cierta edad puedan transitar por la calzada pero "con un adulto a pie" al lado para mayor seguridad.

Todos estos cambios que se introducirán respecto al uso y lugar que debe ocupar la bici en la movilidad de la ciudad "deberán ir unidos a más zonas 20 y 30" kilómetros por hora, apuntó la concejala. Sas recordó que implantar más de estas zonas fue una recomendación del anterior director general de la DGT en su visita a Huesca hace unos meses y que la actual dirección de la DGT mantiene esta línea.

"Nosotros ya tenemos (de estas zonas) pero debemos seguir avanzando y ahora hay que revisar calles para plantear algunas mejoras", manifestó Sas, que apuntó que el Ayuntamiento está elaborando el mapa de estas zonas.

La responsable municipal de Movilidad indicó que la previsión del equipo de gobierno es aprobar esta ordenanza en primavera "buscando la unanimidad de los grupos municipales", algo que Sas confió en que sea posible.

OSCA XXI DETECTA YA ALGÚN PROBLEMA Y MALESTAR

El presidente de la Federación de Barrios Osca XXI, Javier Moreno, consideró acertada la regulación de los patines eléctricos, "segways" y similares, ya que "hay ciudadanos que han trasladado su malestar" con algunos de estos vehículos "que en zona peatonal van zigzagueando o por la acera y crean situaciones de riesgo".

Moreno recalcó que, "como en otros casos como los animales o las bicis, el mal uso y esas situaciones son por culpa de unos pocos que van a velocidades altas o por aceras que no deben, porque cuando circulan bien no crean situaciones de peligro".

No obstante, sí compartió la necesidad de regulación y, sobre todo, de "educación". "Que la Policía advierta, que haya charlas en colegios y, a partir de allí, que se multe" al que incumpla la futura norma, dijo Moreno, que lamentó al respecto que "no se ve presencia policial, ni siquiera para advertir del mal uso".

El presidente de Osca XXI señaló que hay que "corregir" esta situación pero que "la solución tampoco es un decreto, como el que se hizo para prohibir el paso de las bicis por los Cosos", sino que esto es "un trabajo de más largo recorrido" en el que deben participar "más actores, como Huesca en Bici, que pueden contribuir a llegar al consenso".

En cuanto a la pacificación del tráfico y más zonas limitadas a 20 y 30 kilómetros, Moreno afirmó que a la Federación "todo lo que sirva para mayor seguridad en el tráfico nos parece bien".

En este sentido, pidió al Ayuntamiento que busque una solución para calles como Pedro IV, por ejemplo, que tras la peatonalización de los Cosos han recibido el tráfico que antes iba por esas arterias "sin estar preparadas por tener aceras muy pequeñas, lo que genera inseguridad por tanto tráfico".

Desde Cadis, la Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad, se apuntó que, a diferencia de lo ocurrido en otras ciudades, en Huesca no se han recibido quejas de personas con discapacidad por problemas causados por estos nuevos vehículos y agregaron que "las molestias son las mismas que para el resto de peatones, aunque según a qué sectores de la discapacidad les pueda ocasionar alguna dificultad añadida".

Fuente: Diario del Alto Aragçon, 29 de octubre de 2018

Agenda