huertoLa iniciativa engloba a siete socios de ambos lados de los Pirineos, con Atades como jefe de filas.

 

El centro Brotalia de Atades Huesca se ha vestido de fiesta este miércoles para la presentación de Spagyria, un ambicioso proyecto transfronterizo que pretende crear una nueva línea de producción de plantas aromáticas para desarrollar cosméticos ecológicos y saludables.

Cofinanciado por el Feder (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) en el marco del Programa de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra (Interreg-Poctefa), engloba a siete socios de ambos lados de los Pirineos, con Atades como jefe de filas.

Junto al oscense participan los centros especiales de empleo Elkarkide, en Navarra, y Les Jardins du Girou, en Toulouse, los centros de investigación 13-A Universidad de Zaragoza y el francés Medes, con la colaboración de los ayuntamientos de Pamplona y Huesca.

Representantes de las instituciones implicadas han compartido en Huesca los detalles de un proyecto de tres años de duración, más de un millón y medio de euros de presupuesto y varias fases: los centros especiales de empleo se encargarán en primer lugar de sembrar, cultivar y cosechar las plantas en sus productos ecológicos.

Después del secado, se enviarán a Zaragoza para extraer las esencias y el instituto Medes de Toulouse comprobará que cumplen todos los requisitos para su uso cosmético. El último paso será la elaboración de una certificación ecológica.

El trabajo se encuentra todavía en fase inicial, pero los primeros resultados se consideran positivos. También lo ha sido la acogida en los foros y encuentros científicos en los que se ha difundido en los últimos meses. Este miércoles fue en Huesca donde se presentó el que Miguel Ángel López, gerente de Atades, calificó como "un proyecto importante e ilusionante, porque cuando fue aprobado muchos hubieran querido estar porque les parecía muy interesante".

Lo especial radica en que "intervienen tres entidades sociales: una de Pamplona, Elkarkide, Les Jardins de Girou de Toulouse y Atades Huesca. Centros especiales de empleo, con lo cual en esta plantación de aromáticas van a intervenir personas nuevas con discapacidad que vamos a contratar".

Dar empleo a este colectivo ya es en sí importante, y a ello se suma la colaboración de dos centros de investigación: la Universidad de Zaragoza y el Instituto Medes, donde se van a realizar las pruebas para conseguir las esencias que puedan emplearse en cremas y lociones.

TRES CONTRATACIONES

El proyecto se encuentra en este momento en una fase piloto, en la que se valora qué variedades pueden dar mejor rendimiento. Ya hay preparadas varias hectáreas de terreno para cultivar las que finalmente se elijan, en los terrenos en los que Atades ya planta sus productos ecológicos.

En principio serán tres personas con un oficial, estando previsto que pueda aumentarse la cifra. "Tendremos un secadero de nueva generación, porque todas las plantas que se produzcan serán secadas para que puedan enviarse a la universidad y se puedan sacar las esencias", ha añadido López. De momento, la labor se centrará en identificar las mejores variedades.

Atades Huesca cuenta hoy con una plantilla formada por unas ciento diez personas, setenta y cinco con discapacidad intelectual. Una de sus líneas de trabajo es Brotalia, con personal que realiza sus labores en la tienda y en los invernaderos y otras zonas de cultivo. Muchos de los productos se comercializan allí mismo.

María Teresa Gálvez, directora general de Investigación e Innovación, ha valorado que el proyecto "tiene una vertiente social, pero no solamente por las personas a las que se dirige sino por su objetivo final, que es poner un producto en el mercado y llevarlo a cabo. Además, hay que pensar que dura más de tres años con más de un millón quinientos mil euros".

Ha elogiado además la colaboración de colectivos de personas con y sin discapacidad en un plan con gran apoyo social y político. Aunque los proyectos de investigación no tienen garantizados de antemano los resultados, sí vaticinó que "podemos conseguir resultados de cooperación, de trabajo, y ojalá podamos finalmente comprar esas cremas".

Se trata "posiblemente de uno de los proyectos que cuenta con mayor presupuesto". Ha recalcado que Spagyria "no ha surgido ahora, porque estos proyectos requieren entre seis y nueve meses de preparación. Es un hito importante el que se haya conseguido".

Philipe Hazane, director del Instituto Medes, ha señalado que en el lado francés se sienten "muy honrados en estar en este proyecto, que sostiene las diferencias culturales de ambos lados de la frontera. Es un verdadero proyecto europeo que se apoya sobre un trabajo solidario, protección de medio ambiente y que da una conciencia a la ciencia".

El Instituto Medes (Institute de Médicine et de Physiologie Spatiales) estudia los efectos de la ausencia de gravedad en el cuerpo humano. En el caso de este proyecto utilizará la clínica "como centro de investigación para validar productos del proyecto sobre el cuerpo humano".

Fuente: Diario del Alto Aragón 8 noviembre 2018

Agenda