Marta Peña

María Pilar Gomiz afirma que "es fundamental" que a los niños se les enseñe en los colegios que "unos tenemos unas capacidades y otros tenemos otras".

Los retos más importantes del futuro inmediato son "la inclusión desde los años más jóvenes y una dotación presupuestaria suficiente", declaró a este diario María Pilar Gomiz Pascual, que el martes tarde presentó en Huesca el libro Visibilizar la discapacidad.

"Es fundamental -declaró Gomiz Pascual- que mi hijo, que tiene tres años, tenga talleres en su clase en los que se les enseñe que no todos somos iguales y que no ser igual no significa que haya unos buenos y otros malos, sino que hay unos que tenemos unas capacidades y otros que tenemos otras... Así, la sociedad aprenderá a no tener miedo a la diferencia, a lo desconocido, y eso solamente se solventa con educación. Hay que romper esa imagen del miedo a lo desconocido". Y por otra parte, "si queremos una sociedad accesible tenemos que dotar económicamente los presupuestos para que la posibilidad sea real".

libro

Sobre el libro que presentó en Huesca -Visibilizar la discapacidad-, María Pilar Gomiz dijo que en él "aparecen diversas consideraciones sobre la discapacidad, que en muchos casos llega a ser algo que resulta muchas veces invisible, fruto del desconocimiento que hay sobre lo que es y sobre las necesidades de las personas con discapacidad".

Una obra en la que -añadió- "intento unir tanto lo que hay a nivel teórico desde el punto de vista sociológico como las distintas leyes que regulan la discapacidad, y el capítulo 3 va dedicado a los grupos más vulnerables, especialmente al de mujeres con discapacidad, porque en ellas se juntan varias variables que hacen que tengan una situación menos favorable que otras personas".

La reflexión final del libro -resumió la autora- es que "hay que trabajar por conseguir una ciudadanía inclusiva, porque lo contrario de inclusión es la exclusión social y esto significa dejar fuera de diferentes ámbitos muy significativos a un grupo muy considerable de personas. Es altísimo el número de personas con discapacidad en España, y son grupos especialmente vulnerables, y dejarles fuera de determinadas áreas genera no ya una discriminación, sino directamente una exclusión, que se les niega unos derechos básicos que tienen como ciudadanos".

TANTAS DISCAPACIDADES COMO PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Insistió la autora de Visibilizar la discapacidad en que "no podemos abordar la discapacidad como un todo, porque hay tantos tipos de discapacidades como personas con discapacidad. Por eso es fundamental hacer un análisis de las capacidades de las personas. Obviamente, una persona que va en silla de ruedas o una persona sorda o sordociega, no tienen las mismas necesidades para poder estar y participar plenamente de la sociedad".

Y destacó el caso de las mujeres y las niñas con discapacidad, "que tienen distintas discriminaciones, las propias por el hecho de ser mujer más las discriminaciones que tienen por el hecho de tener una discapacidad... Son muchas las mujeres que dicen que hasta que no han muerto sus padres no han podido votar, porque los padres no les dejaban, o hay mujeres que tienen 40 años y van con lazo en el pelo porque tienen una discapacidad intelectual, se les viste como si fueran niñas y se les niega el derecho a desarrollarse como mujer".

Así mismo, denunció que "en ocasiones se crean situaciones muy perversas" que resultan especialmente preocupantes, como cuando una mujer que es incapacitada judicialmente sufre violencia "y en ocasiones la persona que agrede está dentro de la familia o incluso es el tutor, y la mujer (víctima) no puede ir de la mano con él a poner una denuncia contra sí mismo".

Personas éstas que "desaparecen como ciudadanos" y que son maltratadas, "sobre todo, en el ámbito familiar, que la violencia dentro de la familia es altísima".

Hay además -afirmó María Pilar Gomiz-, "discapacidades que son más complicadas, seguramente esas que son invisibles como todo lo que tiene que ver con las enfermedades mentales, con las discapacidades intelectuales, la sordera, las mujeres sordociegas, que hay un número muy alto de mujeres sordociegas y es un colectivo olvidado, al tener unas necesidades más específicas y al no verse la discapacidad a la primera, son las más olvidadas".

Presentó a la escritora Javier García Antón, director de DIARIO DEL ALTOARAGÓN, quien resaltó el rigor de este libro y que en la actualidad "nos encontramos ante una nueva forma de entender la discapacidad, los problemas reales a los que han de enfrentarse como la falta de inclusión, la necesidad de fomentar la vida independiente de las personas con discapacidad y la igualdad efectiva más allá de tratados y leyes".

Antes de comenzar el acto, este diario preguntó a María Pilar Gomiz por el papel de los medios de comunicación en el proceso de visibilizar la discapacidad, y al respecto dijo: "Hoy hay una representación de personas con discapacidad en anuncios de la televisión, incluso en dibujos animados.., y cuando se ve la diferencia como algo normal se ayuda a normalizar la situación. Sin embargo, los medios de comunicación tenemos que hacer un esfuerzo muy significativo y evitar el uso de palabras como minusválido o discapacitado...

La palabra discapacitado, automáticamente, discapacita al sujeto que la acompaña, o sea, el adjetivo se come al nombre; es más correcto hablar de persona con discapacidad. Esto que parece una tontería, para la persona con discapacidad es fundamental". Y pidió a los medios que "hagan un esfuerzo por resaltar no solamente los casos en los que a la persona con discapacidad se le agrede o está en una desventaja, sino aquellas situaciones en las que la persona con discapacidad tiene éxito, para valorar positivamente a la persona con discapacidad".

Fuente: Diario del Alto Aragón, 28 de noviembre 2018

 

Agenda

Próximos eventos