Profesionales del sector social debaten sobre la tutoría del colectivo de la discapacidad

HUESCA.- El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) tiene actualmente bajo su tutela a más de doscientos altoaragoneses mayores de edad. Para hacer de todos ellos un mejor seguimiento se necesitan más recursos, tanto personales como económicos,

según se puso de manifiesto ayer en la mesa redonda celebrada en el salón de actos de Bantierra en Huesca, donde se abordó el tema de las tutelas de las personas con discapacidad.

El jefe de sección de Tutelas y la trabajadora social de la Dirección Provincial del IASS, José María Calvo y Mari Carmen Garcés, compartieron mesa con la directora del centro Manuel Artero de Atades Huesca, Fina Chapullé, y las trabajadoras sociales del Centro de Día Arcadia, de la Fundación Agustín Serrate, y de Cruz Blanca, María José Lloro e Irene Ferrer, respectivamente, en un debate moderado por el Fiscal Jefe Provincial de Huesca, Felipe Zazurca.

La cita, organizada por la Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad (Cadis) Huesca, sirvió para, entre otras cosas, dar a conocer cómo trabajan las tutelas las asociaciones invitadas. Así, María José Lloro, de la Fundación Agustín Serrate, habló de la atención que se presta en su fundación a las 32 personas tuteladas, mientras que Irene Ferrer, de Cruz Blanca, hizo lo propio con su organización, y Fina Chapullé, de Atades Huesca, explicó su labor como directora de un centro que tiene dieciocho personas tuteladas. "Ha habido muchas familias que han querido que nosotros fuéramos los tutores porque somos quienes atienden a los chicos", señaló Chapullé, quien explicó que este paso se ha dado siempre después de que el juez diera el visto bueno y designara a su organización como tutores.

Según la directora del Centro Manuel Artero, la tutela de una persona con discapacidad suele llegarles al centro cuando la familia a la que pertenece el chico no tiene más hijos, de esta manera la familia se asegura de que estará bien cuidado cuando ellos falten. Y es que estas organizaciones dedican todo su esfuerzo en "velar y proteger los derechos de estas personas", subrayó Chapullé.

La administración también comparte esta vocación protectora, afirmó la trabajadora social del IASS, quien explicó que, al igual que las asociaciones, en la administración trabajan tanto con personas que han sido incapacitadas totalmente (tutela) como con las que lo han sido sólo parcialmente (en este caso se denomina curatela).

En la provincia de Huesca, actualmente el IASS tutela a 206 usuarios mayores de edad (entre tutelas y curatelas), añadió Garcés.

"Para poder hacer un mejor seguimiento y tener mayor proximidad y relación con las personas tuteladas -apostilló Calvo-, sería positivo contar con más recursos en la administración".
Fuente: Diario del Altoaragón. 29/05/2015

cartel diversario web B
 

Bandidos de la Hoya

Bandidos de la Hoya
 

Display

Display
 

Igualdá

Igual Dá
 
HUESCA MAS INCLUSIVA
 
logo pyrhequal
 

juego de estrategia tridimensional nextbol

Tienda artanima