IMG 20190531 101145 SmallLa jornada central programó 17 actividades en el Centro de Arte y Naturaleza de Huesca. 

 

La reivindicación y la cultura tiñeron el viernes la jornada central de Diversario, en la que se lanzó un mensaje claro: "Hay que visibilizar la diversidad funcional de forma más realista".

Este fue uno de los grandes lemas que se pronunciaron en el Centro de Arte y Naturaleza (CDAN) de Huesca, donde los organizadores del festival de discapacidad y creatividad, participantes y autoridades, inauguraron la cita por la mañana.

En el evento se desarrollaron diecisiete actividades que fusionaron diversidad funcional y arte para que los asistentes, que agotaron las inscripciones, salieran "transformados", dijo Orencio Boix, director del festival. "El objetivo es que miremos este tema de otra manera", especificó el oscense durante esta intensa jornada, en la que Marta Peña, gerente de Cadis, avanzó que varios expertos iban a mostrar "iniciativas pioneras" que se están llevando a cabo en nuestro país.

También señaló que "la diversidad funcional suma" y que las personas con discapacidad "hacen más rica la sociedad". En esta línea, agregó que el arte puede servir "para romper barreras y estereotipos negativos", generando la construcción de un mundo "más diverso e inclusivo".

¿VISIBILIZAR QUÉ?

La primera mesa redonda de la jornada se título ¿Visibilizar qué? y abordó desde tres enfoques distintos la representación de la discapacidad en los medios audiovisuales y la responsabilidad que conlleva.

Uno de los protagonistas de este debate fue Luis Fernández, director de producción de la exitosa película Campeones (Javier Fesser, 2018), que está protagonizada por varios actores y actrices con diversidad funcional.

La primera pregunta que se formularon los responsables del filme antes de rodarlo fue si contratar o no a actores con discapacidad. "Siendo valientes o inconscientes apostamos por lo segundo para explorar, y el resultado ha sido evidente, no tanto por los premios, sino por la acogida del público", dijo el productor del filme español más taquillero de 2018, que también consiguió tres premios Goya, entre ellos, el de Mejor película.

Confesó que para los propulsores del largometraje el mundo de la diversidad funcional "era totalmente desconocido", por lo que lo más interesante fue "el proceso de acercamiento".

Estar en contacto con chavales y familiares les provocó multitud de sensaciones y les ayudó a entender esta realidad y transformar el proyecto, que parte de "cómo son ellos y cómo quieren que se muestre" su día a día.

Uno de los grandes objetivos de Campeones es normalizar esta causa, una misión que han conseguido a tenor de "los comentarios tan positivos" que han recibido de parte de varias asociaciones. "Muchos creen que ha habido un antes y un después en su trabajo gracias a esta visibilización", celebró.

La mesa redonda también se nutrió de la participación de Antonio Centeno, coguionista y actor de la serie Trèvols de 4 Fulles, que se emite en betevé.

El artista instó a tratar la diversidad funcional desde un punto de vista más realista, puesto que "el único papel que se nos reserva en la representación cultural es el de personas que sufren de manera terrible e irremediable o el polo opuesto; gente que hace cosas inspiradoras y extraordinarias", dijo citando a Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004) y Campeones, respectivamente.

"No hay un relato social en medio de estos dos y necesitamos uno más pegado a la cotidianidad que sirva para crear una realidad", sostuvo. Este reto se ha conseguido en su serie, cuyo lema es que "lo normal es simplemente aquello a lo que nos hemos acostumbrado", remató.

La mesa se completó con el testimonio de Blanca Zaragüeta, de la Asociación Ikertze, en cuyos proyectos de cine y teatro "interviene la mirada de las personas con discapacidad", una experiencia que le ha ayudado a entender que para alcanzar la visibilidad es fundamental "trabajar codo con codo con ellas".

Marta Cantero, Juan Isaac Silva o Graciela García también participaron en la cita, que se cerró con la proyección de El hombre elefante (David Lynch, 1980).

Diversario se clausurará este sábado , a las 12 horas, en los Porches de Galicia, con la representación de Amor no ha sido aun forjado, una pieza de danza-teatro a cargo de diferentes colectivos con discapacidad de Huesca.

Fuente: diariodelaltoaragon.es 1 junio 2019

cartel diversario web B
 

Bandidos de la Hoya

Bandidos de la Hoya
 

Display

Display
 

Igualdá

Igual Dá
 
HUESCA MAS INCLUSIVA
 
logo pyrhequal
 

juego de estrategia tridimensional nextbol

Tienda artanima