Valentia prepara un nuevo programa denominado Servicio IMPULSA para mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad intelectual Valentia prepara un nuevo programa denominado Servicio IMPULSA para mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad intelectual y su incorporación efectiva a un puesto de trabajo.

 

Según los últimos datos del INE, publicados el pasado mes de diciembre, las personas con discapacidad en edad de trabajar representan un 6,4% del total en nuestro país. Sin embargo, poco más de un tercio están en disposición de trabajar; un 43% menos que entre las personas sin discapacidad. Y pese a que la evolución en la última década ha sido positiva, solo uno de cada cuatro puestos de trabajo está ocupado por una persona con discapacidad. Una proporción que se repite entre los parados: el 25% de las personas con discapacidad activas, no tiene trabajo. Una realidad que, además, afecta de manera más intensa a las personas con discapacidad intelectual o trastorno mental.

Tal y como explica Luis Gállego coordinador del nuevo Servicio IMPULSA de Valentia:

«Existe una demanda creciente de empleo entre las personas con discapacidad intelectual a la que queremos dar respuesta con el Servicio IMPULSA. Es una innovadora propuesta con la que pretendemos prestar los apoyos necesarios a cada persona. El objetivo: que logre alcanzar sus metas en los ámbitos de la formación y el empleo».

De esta manera, el Servicio IMPULSA dará servicio a partir de septiembre a 20 personas con discapacidad intelectual en la provincia de Huesca. Paulatinamente a lo largo del año se irán incorporando más personas al servicio. El programa estará abierto a personas que están siendo atendidas en Valentia en la actualidad y quieran tener un itinerario de inserción socio-laboral. También a las personas que terminen procesos formativos en escuelas taller u otras formaciones regladas y quieran continuar con su itinerario dentro de Valentia. También a aquellas que lleguen a la entidad a través del servicio de acogida y se considere el Servicio IMPULSA como el más apropiado para ellos. E incluso está orientado a personas que deseen combinarlo con un empleo.

Un modelo más flexible: Formación y empleo

Como explica Estela Salinas, coordinadora del Área Social de Valentia, » llevamos muchos años trabajando en el ámbito de la formación para el empleo de personas con discapacidad intelectual. Hasta ahora lo hemos hecho a través de programas de escuelas taller sujetos a las convocatorias que publica el INAEM, con los que hemos obtenido y seguimos obteniendo excelentes resultados. Y además ofrecemos desde hace tiempo oportunidades de desarrollo de habilidades para el empleo a través de los talleres ocupacionales. En este caso, con una menor incidencia en la inserción laboral de los usuarios».

De la combinación de ambos programas- escuelas taller y talleres ocupacionales- surge ahora el Servicio IMPULSA. Un modelo propio desarrollado en Valentia que arrancará en septiembre. «Complementará los actuales programas de escuelas taller, con un proyecto sostenido en el tiempo que no esté sujeto a convocatorias anuales y que podamos ofrecer de manera continuada», asegura Luis Gallego. «De esta manera, llegaremos a más personas y lo haremos con un mayor número y una mayor variedad de itinerarios formativos».

«Este nuevo modelo se presenta mucho más flexible, y pone el énfasis en el tránsito al empleo- ya sea en un Centro Especial de Empleo o en la empresa ordinaria-, de las personas que con discapacidad intelectual. Este será uno de los indicadores de éxito del servicio», comentan sus responsables.

Formación ocupacional y habilidades para el empleo

De esta manera, el Servicio IMPULSA combinará la formación ocupacional con la adquisición y desarrollo de habilidades para favorecer la inserción socio-laboral. La jornada empezará con un contenido práctico que se desarrollará en horario de 9:00 a 13:30. Después, en horario de 15:00 a 18:00 horas, recibirán formación en habilidades sociales, búsqueda activa de empleo, Igualdad de género, riesgos laborales, autodeterminación y derechos laborales.

¿Cómo se accede al Servicio IMPULSA?

En primer lugar, los candidatos participan en una entrevista personal. Allí se les explica el Servicio IMPULSA y los compromisos que adquieren cuando deciden formar parte de él. En ese momento, el candidato elige la sección del Centro Especial de Empleo en la que quiere formarse (Huerta y viveros, Jardinería, Limpieza y lavandería, Comercio y Almacén y Administración y Mantenimiento). El itinerario prevé dotar a los participantes de las habilidades necesarias para poder desarrollar un empleo en un plazo de un año. Sin embargo el candidato puede seguir reforzando las competencias adquiridas si se considera necesario más allá del primer año.

El Servicio IMPULSA no solo persigue alcanzar el máximo desarrollo personal, social, formativo y de inserción socio-laboral de las personas con discapacidad intelectual. Además, ofrece los apoyos necesarios para lograr posteriormente el mantenimiento del puesto de trabajo.

«Creemos que el Servicio IMPULSA puede ser la clave para que muchas personas con discapacidad puedan tener acceso al empleo. El trabajar con grupos reducidos y combinar la formación teórica con la formación práctica, posibilita un aprendizaje mucho más eficaz» concluye su responsable, Luis Gallego.

Un impulso fundamental a la pieza más importante de la inclusión social: la empleabilidad. 

 

Fuente: valentiahuesca.org 17 julio 2020  https://valentiahuesca.org/2020/07/servicio-impulsa/

Recibe nuestro boletín informativo

Suscríbete

Recibirá un correo
para confirmar la suscripción

CARTELES COVID-19

Antes de entrar medimos tu temperatura
 

¿Sabías que...?

Diapositiva7
 

¿Sabías qué...? ESPECIAL Productos recetario de Texturizados

48
 

Bandidos de la Hoya

Bandidos de la Hoya
 

Display

Display
 
HUESCA MAS INCLUSIVA
 

Igualdá

Igual Dá
 
logo pyrhequal
 

juego de estrategia tridimensional nextbol

Tienda artanima