vacunación. Foto Cocemfe AragónCadis solicita que se inmunice también a los cuidadores de estas personas para evitar riesgos.

 

La vacunación de los grandes dependientes de grado 3 ya ha comenzado en los centros de salud del Alto Aragón. Las necesidades especiales de conservación que requieren las dosis de Pfizer, impiden su traslado a los domicilios de estas personas con problemas de movilidad, que deben desplazarse para recibir su vacuna.

Hasta el centro de salud de Los Olivos de la capital altoaragonesa se han acercado este jueves algunos de estos dependientes que han acudid o por sus propios medios, en sillas de ruedas, acompañados por sus familias.

Francisco Ratia, presidente de Cadis (Coordinadora de Asociaciones de Personas con discapacidad) ha aprovechado la ocasión para poner sobre la mesa la necesidad de vacunar también a los cuidadores de estos grandes dependientes “para evitar riesgos”.

El presidente de Cadis ha valorado que las personas con gran dependencia, por su situación particular, se han considerado desde el principio como prioritarias en la estrategia de vacunación, “algo que nos parece de justicia y sensato”. Y ha añadido que a Cadis le gustaría que para los cuidadores principales de estas personas, por lo que pudiera suponer, se estableciera algún criterio para vacunarlos pronto.

En los estudios realizados por Cadis el perfil tipo del cuidador en la provincia de Huesca es el de una mujer de unos 50 años de edad, ha planteado.

También ha comentado que puede haber situaciones “puntuales” en las que el desplazamiento de los grandes dependientes desde el domicilio sea muy complicado o que haya problemas de barreras de accesibilidad en alguno de los centros de salud. “Si se recomienda la vacunación en estos casos, habrá que habilitar algún sistema para ello”, ha indicado.

En general, ha dicho, las mismas familias acudirán con los grandes dependientes a la cita, por sus propios medios, para proceder a la vacunación. “Valoramos muy positivamente que haya empezado la inmunización de estas personas lo antes posible”, ha comentado el presidente de Cadis, que también puso sobra la mesa las condiciones especiales de conservación de la vacuna de Pfizer.

“Todo el mundo, entiendo, tendrá que hacer un esfuerzo. El bien mayor es que el grupo de personas de grandes dependientes esté vacunado al completo lo antes posible porque eso nos dará una garantía de protección frente al covid, igual que empieza a pasar en las residencias”.

Concretamente, los grandes dependientes de grado 3 son aquellos que necesitan ayuda para realizar actividades básicas de la vida diaria varias veces al día. Por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, requieren del apoyo indispensable y continuo de otra persona o tienen necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.
Las necesidades de conservación de la vacuna de Pfizer impiden que las dosis puedan ser llevadas a los domicilios. Un vial entero podría trasladarse, pero una vez que se realiza la disolución de su contenido para obtener entre 5 y 6 dosis, estas jeringuillas no se pueden transportar y deben ser administradas en unas horas. Para una sola inoculación, esta operación pondría el riesgo el correcto aprovechamiento del resto de dosis, por lo que son los dependientes de grado 3 los que se acercan a su centro sanitario.

El presidente de Cadis ha reiterado que puede haber situaciones “complicadas” en las que el dependiente esté encamado y resulte difícil levantarlo, pero será un porcentaje pequeño de casos. “Muchas personas grandes dependientes acuden regularmente a su médico, y no siempre las visitas son a domicilio”, ha apuntado.

Y ha aclarado que “una persona gran dependiente no quiere decir que esté necesariamente encamado y que no pueda moverse”.

Limitaciones de la vacuna

Fuentes sanitarias han recordado este jueves que las vacunas de Pfizer tienen muchas limitaciones ya que deben estar congeladas a -80 grados y, una vez descongeladas cada vial se mezcla con suero para obtener las dosis y deben ser inyectadas directamente. “El movimiento al que se les somete debe ser el menor posible, no se puede llevar de un domicilio a otro”, han explicado.

En el centro de salud de Los Olivos se fue ha ido inyectando la primera dosis del fármaco de Pfizer a estas personas, que serán citadas poco a poco, según vayan llegando las vacunas.

Está previsto que en todo Aragón se inmunice a unos 6.000 dependientes reconocidos con el grado 3 de dependencia, según han estimado este jueves desde la DGA.

Fuente: www.cocemfearagon.org

alafersca
 

CARTELES COVID-19

Antes de entrar medimos tu temperatura
 

Recibe nuestro boletín informativo

Suscribete

Recibirá un correo
para confirmar la suscripción

¿Sabías que...?

Diapositiva7
 

¿Sabías qué...? ESPECIAL Productos recetario de Texturizados

48
 

Bandidos de la Hoya

Bandidos de la Hoya
 

Display

Display
 
HUESCA MAS INCLUSIVA
 

Igualdá

Igual Dá
 
logo pyrhequal
 

juego de estrategia tridimensional nextbol

Tienda artanima