miguel angel nacho david andrea eduardo y conchaDiario del AltoAragón habla con varias personas vinculadas a entidades de CADIS Huesca acerca de cómo celebrar -cuando se pueda- las fiestas de San Lorenzo.

 

No es que les gusten las fiestas de San Lorenzo, es que las sienten y las viven. Como para cualquier oscense, es un momento del año esperado con muchas ganas y celebrado con gran emoción. Pero también tienen muy claro que la pandemia de covid desaconseja las aglomeraciones y muchas de las circunstancias en las que se desarrollan los actos laurentinos, por eso asumen con naturalidad y sin aspavientos que, por segunda vez consecutiva, la ciudad contenga sus deseos y aplace el jolgorio hasta que la epidemia deje de poner en peligro la vida de los oscenses.

 

En esta idea coinciden David Pérez, Andrea Otal, Eduardo Oliván, Nacho Olivar, Miguel Ángel González y Concha Lisa, que pertenecen a diversos colectivos de la Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad de Huesca (Cadis). El lanzamiento del cohete, las mairalesas, la procesión, la salida de los toros, los almuerzos, las verbenas, los conciertos, los danzantes, la alegría del día 9… La lista podría ser interminable, casi todo les atrae.

Y lo van a echar de menos pero sin dramas, incluso creen que cuando se pueda disfrutar de las fiestas con todas las garantías sanitarias habría que tomar alguna medida para evitar que los virus regresen de nuevo.

Y de paso, por qué no, aprovecharían para introducir algunas modificaciones, porque todo es mejorable en esta vida. En la línea de la seguridad, Nacho propone que se celebren más actos al aire libre como espectáculos teatrales y conciertos.

Concha, por su parte, apunta que habría que trabajar más la accesibilidad. “Cuando vas en silla de ruedas y hay mucha gente, no ves nada, solo espaldas y culetes. Aunque parezca una tontería, te da angustia”, dice.

Miguel Ángel añade que también se podrían adaptar muchas de las atracciones de las ferias para personas con discapacidad física. Trabajó en el sector durante quince años y asegura que sabe de lo que habla.

La opinión sobre los toros es bastante unánime: a ninguno de ellos les gusta la fiesta taurina, pero no la prohibirían. “El que quiera que vaya y el que no, no”, indican, y si tiene que haber, “que haya más toreras” y “que se adapte la plaza a las sillas de ruedas”.

...

Lee el artículo completo en Diario del AltoAragón 12 agosto 2021

 

CARTELES COVID-19

Antes de entrar medimos tu temperatura
 

Recibe nuestro boletín informativo

Suscribete

Recibirá un correo
para confirmar la suscripción

¿Sabías que...?

Diapositiva7
 

¿Sabías qué...? ESPECIAL Productos recetario de Texturizados

48
 

Bandidos de la Hoya

Bandidos de la Hoya
 

Display

Display
 
HUESCA MAS INCLUSIVA
 

Igualdá

Igual Dá
 
logo pyrhequal
 

juego de estrategia tridimensional nextbol

Tienda artanima