Este dispositivo aporta tranquilidad al cuidador y seguridad al paciente

Un total de 25 personas se han beneficiado ya del dispositivo Lope (Localizador de personas) que presentaron ayer la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias y Cruz Roja Española en Huesca durante una jornada informativa a la que asistieron múltiples entidades de diferentes ámbitos como centros de salud, cuerpos y fuerzas de seguridad del estado,

colegios profesionales, aseguradoras y asociaciones de mayores, entre otros.

HUESCA.- Rosana Calvo, técnico de Intervención Social de Cruz Roja, explicó que el Lope es un dispositivo GPS pensado para personas con un deterioro cognitivo leve o moderado cuyo objetivo principal es mantener localizado al usuario que lo lleva para aportar tranquilidad al cuidador ante posibles situaciones de riesgo. El dispositivo se empezó a utilizar en el año 2009 y desde el año pasado tiene una infraestructura de software sofisticada con una autonomía de batería de mayor duración, "algo importante ya que la persona que lleva el terminal puede llevarlo desde la mañana a la noche", apuntó.

Las señales emitidas por el Lope se reciben en la central de atención de Cruz Roja, abierta las 24 horas del día, desde donde se controla la ubicación de cada usuario.

"El Lope es un teléfono que tiene deshabilitada la capacidad de funcionamiento para llamar y hablar y se abre a posiciones de satélites de forma que cada cinco minutos envía una posición a la central", detalló.

Este sistema implica un coste para las familias de unos 10 euros al mes y permite que el portador pueda seguir manteniendo una vida autónoma y salir de casa solo, pero con el apoyo de poder localizarlo si fuera necesario a través de la central y comprobar el recorrido del usuario.

Para ello la familia debe determinar cuáles deben ser los límites de espacio por los que puede moverse en usuario, marcando algunas zonas como "peligrosas", y desde el centro de control se consulta a través de una aplicación la ubicación.

"Puede ser que el familiar diga que quiere que la persona lleve el aparato pero que no vaya a determinadas zonas porque ahí se desorienta más, como un barrio nuevo de la ciudad, por ejemplo. En esa aplicación se marca un área denominada "peligrosa" de un diámetro determinado para que cuando la persona la sobrepasa salte una alarma en la central", detalló. Así, si todo está correcto, la persona está en su casa o tiene una disposición de satélites favorable se realiza una revisión de control de forma aleatoria, pero si se detecta algún problema se llama a los familiares o al cuidador. Entre los criterios que puede marcar la familia también se incluyen los de evitar que se suba a algún vehículo. "Hay familias que temen que el enfermo se suba a un autobús porque pueden aparecer en otras ciudades y marcamos una alarma que salta cuando su movimiento pasa de 45 kilómetros por hora", explicó.

De esta forma, el dispositivo puede adaptarse a la persona en cada momento de su proceso. "La enfermedad puede tener una evolución diferente y tenemos que adaptarnos a ella", apuntó.

Por su parte, Javier Lasierra, presidente de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias de Huesca, valoró de forma "altamente positiva" el uso desde hace cinco años de este dispositivo que permite que no haya incidentes con estos pacientes.

"Los enfermos en primera fase son personas todavía muy independientes que corrían riesgos de pérdida o despiste importantes en cuanto a desorientación", comentó mientras reconocía que aunque costó poner en marcha este proyecto los resultados han sido "muy buenos" y hay familias que están "encantadas".

"Llevar el GPS permite al cuidador estar tranquilo y para nosotros es muy importante que el enfermo esté siempre en situación de no riesgo. Se usa en la primera fase y puede servir para cuatro o cinco años, hasta que el enfermo ya no va solo", explicó. El presidente afirmó que desde la asociación quieren potenciar el uso de este sistema "sencillo" que puede "salvar vidas" porque es muy importante tener localizada a la persona mayor con un deterioro cognitivo, añadió.

DÓNDE SOLICITAR EL DISPOSITIVO

Para solicitar el dispositivo Lope basta con acercarse a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias. "Si una persona necesita este servicio recomendamos que vaya a la Asociación de enfermos de Alzhéimer porque aparte de explicarle su funcionamiento le van a aportar más información de otras cuestiones sobre la enfermedad", comentó Rosana Calvo, técnico de Intervención Social de Cruz Roja.

El convenio entre Cruz Roja y Alzhéimer Huesca marca que la solicitud se realiza en esta asociación y posteriormente, de forma conjunta se acude al domicilio para explicar el funcionamiento del dispositivo y realizar una entrevista con el cuidador y la persona que lo va a llevar para intentar conocer al máximo cuáles son las rutinas diarias de esa persona para apoyarles.

Si la causa de la solicitud viene determinada por otra situación, como por ejemplo un joven que tras un accidente de tráfico le queda alguna lesión que provoca un deterioro o pérdida de memoria, desde Cruz Roja se estudiaría el caso para instalarlo, según explicó.

cartel 2020 B
 

Bandidos de la Hoya

Bandidos de la Hoya
 

Display

Display
 

Igualdá

Igual Dá
 

¿Sabías que...?

Diapositiva26
 
HUESCA MAS INCLUSIVA
 

¿Sabías qué...? ESPECIAL Productos recetario de Texturizados

1
 
logo pyrhequal
 

juego de estrategia tridimensional nextbol

Tienda artanima